Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com

“¿Por qué me quedo cansada después de dar una sesión de Reiki? ¿Estoy haciendo algo mal?”

“Me ha pasado con algunas personas, terminar agotada o mareada, me han dicho que es porque esas personas están muy cargadas energéticamente y se fuga mi energía. ¿Será eso?”

“¿Hay hago que pueda hacer para no sentirme cansado después de una sesión de Reiki?”

La respuesta a estas preguntas es ¡¡¡NO, NO Y NO!!!!  Si te sientes agotado, cansado o bajo de energía después de una sesión de reiki, lo primero que tienes que saber es que No es por culpa del Reiki.  Reiki no es la causa.

¿Sientes cansancio después de una sesión de Reiki?

Y te voy a explicar por qué el Reiki no te quita la energía…

Tres de los tres fundamentos del Reiki te indican por qué el Reiki NO QUITA la energía del practicante:

1.      El Reiki sabe dónde tiene que ir.  El Reiki es energía inteligente y sabe qué zonas del paciente necesitan sanar.  Así que no tienes que pensar conscientemente dónde enviar reiki o cómo sanar al receptor.  De hecho, dar Reiki requiere el mínimo esfuerzo.  Simplemente ponemos la intención, pedimos Reiki y dejamos que fluya.  ¡Así de fácil!

2.     El Reiki siempre es para bien. Dado que el Reiki es energía sanadora, puro amor, por su propia naturaleza no te puede dañar ni a ti ni a la persona que das Reiki.

3.     El Reiki no consume la energía del terapeuta.  El terapeuta es mero un canal de energía, como si fuera una cañería por donde fluye el agua.  De hecho, la energía Reiki beneficia tanto al receptor como al terapeuta; como digo yo, es un 2×1.  Yo misma, después de dar Reiki me siento como nueva.

Así que te voy a explicar cuatro motivos por los que tras dar una sesión de reiki puedes sentir cansancio o agotamiento:

–        Adoptas una mala postura a la hora de dar Reiki: date cuenta de que estás casi una hora de pie dando Reiki. Quizás la camilla esté muy alta o muy baja y no llegas bien… también hay gente que dar Reiki con la persona tumbada en una cama y así no me extraña que termines agotado.

–        Cuando nos sentimos agotados y cansados antes, durante y después de una sesión de Reiki, la causa no es el Reiki.  El verdadero culpable está dentro de ti.  Puede que haya una alta implicación emocional y que te empeñes que el paciente se ponga bien a toda cota.  Eso está genial, todos queremos que las personas que tratamos con Reiki se pongan bien y a mí me encantaría tener una varita mágica para que la persona no sufra.  Pero yo no hago ningún esfuerzo mental a la hora de dar Reiki, me limito a hacer la sesión, a tratar con cariño a la persona pero confío en que la energía Reiki haga su trabajo porque yo no soy Dios ni puedo dirigir las energías.

–        Por otro lado revisa qué has hecho durante el día antes de dar la sesión.  ¿Has tenido un día caótico? ¿no dormiste bien? ¿discutiste con alguien? ¿después de la sesión te quedan un montón de cosas que hacer???? Pues ya sabes, es hora de que pares un poquito y te tomes la vida más relajadamente.

–        ¿Qué hábitos tienes? ¿comes sano? ¿haces deporte? ¿fumas? Por muy bonitas posturas que pongas, por muy zen que decores tu sala, etc, etc… si no te alimentas bien, comes comida basura, no descansas… es normal que te sientas agotado después de haber estado de pie dando una sesión de Reiki. Pero de nuevo, no es el Reiki, la razón de tu agotamiento es que no te cuidas.

–        No estás practicando reiki de la manera que a ti te gustaría.  Quizás hayas ido a una escuela demasiado estricta, con un montón de reglas que hay que cumplir a rajatabla… y eso te agobia ya que tú eres una persona muy creativa y tu intuición te indica hacer la sesión de Reiki de manera relajada. Pero claro, a ti te han enseñado el Reiki de una manera muy rígida y te da miedo no hacerlo bien si no sigues determinados pasos al pie de la letra. A final, es normal que te sientas estresado pensando todo el rato si lo haces bien o no… Si es tu caso, has de saber que el Reiki es muy sencillo y flexible y que SIEMPRE lo vas a hacer bien.   El mismo Dr. Usui no seguía el protocolo de posición de manos que seguimos hoy en día, sino que se dejaba llevar por su intuición.  Si quieres practicar el tratamiento de Reiki siguiendo tu intuición te recomiendo que veas mi vídeo donde te explico el Reiji-jo.

En resumen, si de repente te sientes muy cansado o agotado tras haber dado una sesión de Reiki, por favor, que sepas que la causa no es el Reiki.  Tómate tu tiempo para sentarte y analizar qué te ha podido generar ese agotamiento.  Repasa qué has hecho durante el día o los días anteriores y ya verás como sale el verdadero culpable de tu agotamiento.

Photo by Roberto Nickson on Unsplash

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
reiki registros Akashicos Madrid

¿Quieres seguir aprendiendo?

Recibe las novedades sobre Reiki y Registros Akashicos

Política de Privacidad

¡Mil gracias por suscribirte! un abrazo

Pin It on Pinterest