Mucha gente se piensa que durante una sesión de Reiki hay que dejar la mente en blanco y no pensar en absolutamente nada, pues eso es completamente imposible y menos durante una hora.  Es más, si dices “tengo que dejar la mente en blanco” vas a estar luchando contra tu mente para que se quede en blanco durante toda la sesión.

Cuando yo hago un tratamiento de Reiki a una persona por supuesto estoy presente en todo momento para ayudar de la mejor manera a la persona; pero durante casi una hora es inevitable pensar en otras cosas. Como dicen los budistas, la mente es como un mono que va de rama en rama. Así que durante la sesión de Reik me fijo en cómo fluye la energía de la persona para dónde tiene los bloqueos (si los tiene) y quedarme más tiempo en esa zona. Pero también la mente se me va fuera de la sesión a qué voy a cenar o si tengo que publicar un artículo… pero rápidamente me doy cuenta y vuelvo a la sesión.

Así que tranquilo, que independientemente de lo que tú piensas el Reiki fluye igualmente y ayuda a la persona. Obviamente los pensamientos han de ser positivos o neutros porque no es cuestión de estar dando una sesión de Reiki y estar enfadado porque alguien te hizo una faena, por ejemplo.

¿Qué debo pensar durante una sesión de Reiki?

Lo mejor es que cuando te venga un pensamiento lo dejes pasar como si fuera un avión en el cielo pero si te viene algún pensamiento a la cabeza déjalo, simplemente obsérvalo sin esforzarte en que se vaya porque de lo contrario se te va a quedar “enganchado en la mente”.

La sanación de Reiki consta de dos fases:

1. La intención: esto incluye la conexión con la energía Reiki y pedir la sanación del paciente (autosanación, alivio de dolores, liberación de estrés…), que la energía vaya allá donde el paciente más lo necesite.

2. Prestar atención a las sensaciones que experimentas cuando fluye la energía; eso es la “Atención”. Puedes experimentar cambios de temperatura, cosquilleos, calor, colores, mensajes intuitivos u otras sensaciones (cada uno siente diferente).

sesion reiki registros akashicos

En resumen, cuando des una sesión de reiki, debes enfocar tus pensamientos en la Intención y la Atención. Pero, si de repente te ves haciendo una lista de lo que tienes que hacer, o planeando el menú de la cena, o pensando en lo que vas a hacer el fin de semana, eso no arruinará la sanación de Reiki, aunque es mejor que cuando seas consciente de ello, dirijas tus pensamientos a la sesión, al aquí y ahora.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Suscríbete al boletín de noticias y consigue tu ebook "Reto 9 días para equilibrar y sanar tus Chakras con Reiki"

Junto a la guía recibirás mensualmente mi newsletter con consejos y artículos escritos por mi sobre Reiki y Registros Akashicos. Si en algún momento sientes que no te ayudan, no dudes en darte de baja.

Política de Privacidad

¡Mil gracias por suscribirte! un abrazo

Pin It on Pinterest