Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com

Hay miles de libros hablando sobre los chakras pero tranquilo porque en Reiki sólo necesitas tener unas nociones básicas; ya sabes, la magia del Reiki está en lo sencillo que es de aprender y los infinitos beneficios que obtienes.  Con lo que sepas o no sepas qué es un chakra, los nadis, sus nombres en sanscrito, etc… el Reiki te ayudará igualmente.  Además, como os decimos en el primer nivel de Reiki, los reikistas no tenemos que intepretar bloqueos, ni diagnosticar enfermedades (físicas ni psíquicas) porque para eso están los médicos; los terapeutas de reiki simplemente nos limitamos a canalizar Reiki, poner las manos en las diferentes posiciones (que coinciden precisamente con los chakras), así que fíjate ¡qué fácil!!!!

La palabra chakra significa en sánscrito “rueda”.  Literalmente traducido del hindú significa “rueda de energía giratoria” .  Esto es porque la energía vital se mueve dentro de ti girando y rotando. Tenemos miles de chakras pero en Reiki principalmente trabajamos con siete y con algún chakra secundario (manos, rodillas..)

Imagínate que los chakras son baterías recargables invisibles.  Se cargan y recargan con el flujo de la energía cósmica de la misma manera que tu casa está conectada a una fuente de energía dentro de una ciudad; la única diferencia es que la energía vital es gratis.Son los responsables de la buena circulación del flujo energético por el cuerpo.

Imagina esto, una corriente vertical como si fuera un tubo fluorescente que va desde la coronilla al coxis; piensa que es tu fuente de energía principal.  Los siete chakras principales están en el centro del cuerpo y están distribuidos dentro de este canal energético vertical.

Regulan el flujo de energía a través de la red eléctrica (los meridianos) que circulan por el cuerpo físico.  El sistema eléctrico del cuerpo recuerda al cableado de una casa.  Permite que la corriente eléctrica llegue a cualquier habitación, y que se pueda utilizar cuando haga falta.  En una persona sana los 7 chakras proporcionan exactamente la cantidad correcta de energía a tu cuerpo físico, mental y espiritual.  Sin embargo, si uno de tus chakras está demasiado abierto y gira muy rápido, o demasiado cerrado o se mueve lentamente, tu salud sufrirá.

Un flujo de energía adecuado a través del sistema de chakras asegura un aura sana, en consecuencia, previene enfermedades. Cada chakra está conectado con los demás, con lo que si uno se bloquea puede afectar a los demás generando una serie de problemas en el flujo de energía en el cuerpo.A veces los chakas se bloquean debido al estrés o problemas físicos o emocionales.  Si el sistema energético no fluye libremente lo más probable es que suja un problema a nivel físico, mental o emocional (o las tres cosas).

Para equilibrar nuestros chakras hay miles de maneras como hacer ejercicio, los colores, la meditación, aromaterapia, los sonidos y los reikistas tenemos una gran herramienta, el Reiki.

Cada chakra tiene asignado un color, un sonido y un mantra ya que las vibraciones de los colores, sonidos o mantras ayudan a equilibrarlos.  Si te cuesta visualizar los colores o cantar un mantra, tranquilo que con darte Reiki en la zona también se equilibrará el chakra sin necesidad de visualizar colores o cantar mantras.

Como te decía, a continuación te voy a indicar unas pequeñas nociones para que te familiarices con los chakras y cómo se equilibran con Reiki:

Primer Chakra o chakra raíz: Su color es rojo, el sonido asociado es LAM y está localizado en la base de tu columna vertebral.  Este chakra está abierto hacia abajo y representa la unión del ser humano con la tierra o con el mundo material y físico, y está con nuestra supervivencia.  Nos prepara para la lucha o huida.  Este chakra capta la energía para mantener en nuestro cuerpo la columna vertebral, los riñones, los huesos, los dientes, el intestino grueso, el ano y el recto.

Está asociado a las glándulas adrenales que secretan la adrenalina para prepararnos para la lucha o huida.  El bloqueo puede manifestarse como paranoia, miedo, procastinación y estar a la defensiva.  También puede ser que la persona pise demasiado fuerte y se lleve por delante a otras personas para alcanzar sus metas.

Segundo charka, sacro: Es de color naranja, su mantra es VAM y está localizado a unos tres centímetros por debajo del ombligo. Es el chakra de la reproducción y, en consecuencia, propagación de la especie. Está asociado con los riñones, vejiga, sistema circulatorio y órganos y glándulas reproductoras.  Representa el deseo, placer, procreación, sexualidad y creatividad.  El bloqueo se puede manifestar como problemas emocionales, comportamiento sexual obsesivo o represión.

Relacionado con los ovarios y próstata.  En la mujer ayuda a disminuir los dolores premensturales.

Chakra 3 – plexo solar: Su color es amarillo (el color del sol), el sonido es RAM, su elemento es el fuego y está localizado en la zona donde comienza el esternón. Ese chakra controla el sistema digestivo, la musculatura abdominal, el hígado, la vesícula, el bazo y el páncreas.  Es la base de tu vida emocional.  Los sentimientos de poder personal, alegría y enfado están asociados con este centro.  Tu sensibilidad, ambición y capacidad para alcanzar tus metas se almacenan aquí.  El bloqueo se puede manifestar como enfado, frustración, falta de dirección o sentido de victimización.

Chakra 4. Corazón:  Color verde (o rosa), elemento aire, sonido YAM y está localizado dentro de tu corazón.  Representa el amor incondicional, la compasión, armonía y paz interior.  Está asociado con los pulmones, corazón, brazos y glándula timo.  El centro físico corresponde al timo cuya función es fortalecer el sistema inmune entre otras. Nos enamoramos a través de nuestro chakra corazón, después ese sentimiento de amor incondicional baja al centro emocional o plexo solar y después al centro sexual o chakra base donde los sentimientos de atracción se liberan.  Su bloqueo puede mostrar problemas del sistema inmune, pulmones o corazón, o manifestarse como frialdad, falta de compasión, sin escrúpulos.

Chakra 5.  Garganta:  Su color es azul o turquesa, sonido HAM, elemento éter y está localizado dentro de la garganta.  Es el chakra de la comunicación, creatividad, expresión de nuestros sentimientos.  Está asociado con tu cuello, hombros, brazos, manos y glándulas tiroides y paratiroides.  Su bloqueo se puede manifestar en forma de bloqueos de creatividad o problemas de comunicación con los demás.

Sexto Chakra, el tercer ojo: su color es índigo, sonido OM.  Localizado en el centro de la frente, entre las cejas.  Está relacionada con nuestra claridad mental, intuición y sabiduría interior.  El bloqueo de este chakra puede generar depresión, rigidez mental, carencia de claridad mental.

 

Séptimo chakra corona: su color es violeta y está localizado en tu coronilla, no tiene sonido en el mundo físico, su sonido es el silencio puro.  Está asociado con la corteza cerebral, el sistema nervioso central y la glándula pituitaria.  Está relacionado con la información, comprensión, aceptación.  Se dice que es nuestro punto de conexión con Dios, nuestro propósito de vida y destino personal.  El bloqueo puede generar problemas psicológicos. Está asociado a la conexión de la persona con su espiritualidad y a la integración de todo el ser físico, emocional, mental y espiritual.

Cómo equilibrar los chakras con Reiki

Como te comenté, para equilibrar los chakras hay miles de maneras y una de ellas es con Reiki; en el siguiente video de YouTube te explico cómo equilibrar los chakras con Reiki.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest