En este artículo, nos adentraremos en los pasos para sanar el linaje ancestral utilizando la poderosa técnica de Reiki. El linaje ancestral puede influir en nuestra vida de maneras sutiles pero significativas, y a menudo llevamos patrones y cargas emocionales de generaciones pasadas. A través de la práctica del Reiki, podemos liberar y sanar estos patrones, permitiendo así una transformación profunda y positiva en nuestras vidas.

El linaje ancestral se refiere a la herencia que recibimos de nuestros antepasados a nivel energético y emocional. A medida que nos sucedemos de generación en generación, llevamos con nosotros las experiencias, creencias y traumas de aquellos que nos precedieron. Estas energías pueden influir en nuestra vida actual y afectar nuestra salud, relaciones, finanzas y bienestar en general.

¿Qué es el linaje ancestral?

El poder sanador del Reiki

El Reiki es una técnica de sanación energética que se originó en Japón. Se basa en el principio de que todos tenemos una energía vital universal que fluye a través de nosotros. Cuando esta energía se desequilibra o bloquea, pueden aparecer enfermedades y dificultades en nuestra vida. El Reiki canaliza y dirige la energía universal a través de las manos del practicante, equilibrando y sanando los centros de energía del cuerpo.

Para resumir, los pasos para sanar a tus antepasados con Reiki son los siguientes:

1. Prepárate para el tratamiento de Reiki como lo harías normalmente, asegurándote de que estés en un lugar tranquilo y que tengas la intención de ser un canal claro para que la energía curativa fluya a través de ti.

2. Declara una intención de oración para ser un canal claro para que Reiki fluya a través de ti y que tu personalidad y ego se aparten. Pide permiso al alma de tus antepasados y establece la intención de enviar energía curativa a través de las generaciones para el bien mayor de todos.

3. Invoca los símbolos de Reiki que sientas que necesitas para realizar la curación, como el símbolo de la Distancia y el símbolo Mental/Emocional así como el símbolo maestro.  

4. Canaliza la energía de Reiki. Sé consciente de cualquier cosa que sientas, percibas o pienses durante el proceso. Los mensajes pueden llegar para ayudarte a entender cualquier programación ancestral particular que estés reteniendo y que esté lista para ser liberada.

5. Dale gracias a lo Divino, a tus guías, maestros y antepasados por compartir en la curación, y reconoce que la curación continuará. Luego, cierra la sesión como lo harías normalmente.

6. Repite este proceso tan a menudo como puedas hasta que notes cambios en tus pensamientos, sentimientos, cuerpo o circunstancias. Se recomienda hacer esto diariamente durante 21 días.

Agradece a tus antepasados por todo lo que te han dado, tanto lo positivo como lo negativo. Reconoce que todo lo que has heredado ha contribuido a quien eres hoy en día. A través del perdón, libera cualquier resentimiento o dolor que puedas llevar relacionado con tu linaje ancestral. El perdón no significa justificar acciones pasadas, sino liberarte a ti mismo y a tus antepasados de la carga emocional.

Al enviar energía curativa a tus antepasados, también estás ayudando a sanar cualquier patrón restrictivo que puedas haber heredado de ellos. La curación es un proceso continuo y puede llevar tiempo, pero con la práctica regular de la Curación Generacional de Reiki, puedes liberar patrones restrictivos y traer más bienestar a tu vida y a la de tus antepasados.

Suscríbete al boletín de noticias y consigue tu ebook "Reto 9 días para equilibrar y sanar tus Chakras con Reiki"

Junto a la guía recibirás mensualmente mi newsletter con consejos y artículos escritos por mi sobre Reiki y Registros Akashicos. Si en algún momento sientes que no te ayudan, no dudes en darte de baja.

Política de Privacidad

¡Mil gracias por suscribirte! un abrazo

Pin It on Pinterest