Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com

“¡Hola Susana! Soy de Madrid y estoy planteándome aprender Reiki, pero no tengo conocimientos previos sobre el tema ni sobre otras terapias alternativas bueno,  si te soy sincera hasta ahora este tipo de cosas no me habían interesado. Pero resulta que una amiga me ha comentado que está yendo a tu centro a hacerse sesiones de Reiki y está encantada con los resultados con lo cual se ha despertado mi interés. Me gustaría aprender Reiki pero no sé si yo podría.  Un saludo, X”

Esta es una “pregunta del millón” que me suelen hacer (he copiado la pregunta con permiso de la persona)

Y mi respuesta: Sí, ABSOLUTAMENTE TODO EL MUNDO puede aprender Reiki y cualquier cosa que le apetezca aprender en la vida, sea Reiki, chino, cocinar, aprender a pilotar un avión…. Cuando el Reiki llegó a mi vida yo tampoco tenía ni idea sobre las terapias alternativas en general y mucho menos sobre el Reiki, pero “causalmente” me lo encontré por el camino y aquí estoy.  Comencé haciendo el primer curso de Reiki en Madrid, luego me fascinaron los resultados e hice segundo… más fascinada aún realicé el tercer nivel de Reiki y un día me decidí a ser  maestra de Reiki.

Y lo bueno que tiene el Reiki es que es una técnica super-fácil de aprender, que se aprende rápido y te aporta infinitos beneficios. Ahí está la magia, que con una técnica tan sencilla logremos sanar a nivel físico, mental y emocional (aquí te explico 10 razones para aprender Reiki). Lo difícil del Reiki, es encontrar el tiempo para practicarlo.  El Reiki siempre es para bien, para ayudarte curarte a nivel físico, mental y emocional; lo peor que te puede pasar con el reiki es que no te haga nada o que no sea la técnica que a ti te va. Además el Reiki está reconocido por la Organización Mundial de la Salud y en la actualidad en casi todos los hospitales de Madrid ofrecen Reiki a los pacientes (a mis cursos vienen enfermeras y algún médico que otro)

Si nunca has practicado ninguna terapia alternativa y acabas de descubrir que es el momento, pues es muy fácil te apuntas al curso de primero ¡y ya está!; es como si quieres aprender inglés desde cero, coges y te apuntas a una academia, ¿verdad? Pues aquí es lo mismo con la diferencia de que el Reiki se aprende rápidamente sin tener que estudiar; sólo hay que practicar un montón, ¡eso sí!

Desde el primer curso de Reiki podrás hacerte autotratamientos de Reiki, ayudar a otras personas dándoles Reiki y si tienes mascotas ¡también les podrás ayudar!

Lo fácil que es el Reiki se debe a que simplemente te limitas a poner las manos en las diferentes posiciones (lo aprendes en el curso) y canalizas Reiki.  Nosotros no tenemos ni podemos diagnosticar enfermedades (es el médico quien diagnostica y receta) y tampoco hay que meditar, vamos, que no tiene ninguna complicación.

¿Y sabes una cosa? Que a lo mejor a ti se te da mejor canalizar Reiki que al “super-gurú” de turno que tiene un centro a todo trapo o mejor que a mí, ¡claro! Así que no te lo pienses más y apúntate YA al primer curso de Reiki en Madrid, yo siempre estaré a tu disposición durante todo tu aprendizaje para aclarar dudas. ¡Te garantizo que te encantará!

Y si vives fuera de Madrid, métete en la página de la Federación Española de Reiki y podrás localizar un maestro o maestra de Reiki por tu zona. En este post te indico cómo encontrar al maestro o maestra de Reiki adecuado.

Porfa, ayúdame a difundir el Reiki para que lo conozcan otras personas, compartiendo este artículo, ¡gracias y un abrazo enorme!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest