Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com

En las lecturas de Registros Akashicos una de las preguntas estrella que me hacen en mi consulta es “¿cómo me pueden ayudar los Registros Akashicos con mi relación de pareja?”; sobre todo cuando se encuentran inmersas en una relación difícil que les hace sufrir.

En la actualidad, es super-fácil relacionarnos con otros seres humanos vivan donde vivan.  Con Internet, ahora tenemos la oportunidad de relacionarnos con gente que vive en la otra punta del planeta. Yo misma tengo amistades (reales) con gente que, si no hubiera sido por Internet, no hubiera conocido en mi vida.  Tenemos infinitas opciones para elegir con quién queremos pasar nuestro tiempo, con quién asociarnos, de quién aprender, a quién ayudar.

Solemos encontrar las mismas almas una y otra vez; y no porque estemos destinados karmicamente para aprender lecciones juntos sino porque seguimos haciendo las mismas elecciones y, por consiguiente, vibramos en la misma frecuencia de esas personas.

Pueden ser parejas producto de una elección negativa que no expresa nuestra Divinidad o  pueden ser parejas fruto de una elección positiva que permiten expresar nuestra naturaleza divina, que sacan lo mejor de nosotros.

Esas almas nos resultan familiares y si se trata de un patrón producto de elecciones negativas, ahora tenemos la oportunidad de comprender las consecuencias de esas elecciones y hacer una nueva elección… o no.

Debemos recordar que las elecciones son NUESTRAS. Incluso si influyen en el karma al realizar esas elecciones dentro de la relación, el karma es nuestro.  Después de todo, el karma es un sistema de elecciones y consecuencias.  Nosotros hacemos la elección, nosotros manifestamos la consecuencia.  Si la elección y la consecuencia es negativa, ahora tenemos la oportunidad de realizar la elección correcta.  ¿Tenemos que estar obligatoriamente con la misma alma con la que estuvimos hace 5 vidas cuando creamos el karma negativo por primera vez? ¡Para nada!!!

Como se suele decir “el mar está lleno de peces” con lo cual podemos trabajar nuestros temas con muchas otras almas que tenemos a nuestra disposición.  Porque se trata de nuestros temas personales aunque los hayamos creado durante la relación. Y ahí está la magia.

Si nos encontramos con dificultdes una y otra vez con una persona, es fácil echarle la culpa a esa persona de nuestro sufrimiento.  Es fácil echar la culpa a la propia relación, en lugar de reconocer que nosotros creamos nuestro propio patrón de elecciones negativas y sus consecuencias.

En la actualidad tenemos la oportunidad de conocer a un montón de gente y encontrarnos las mismas dificultades una y otra vez; con los últimos cuatro novios o novias que tuvimos, las comunidades de Facebook a las que pertenecemos y la gente diferente que nos podemos encontrar por el mundo o en nuestro trabajo.

Si dejamos atrás a un amigo, una pareja o un trabajo y recreamos el mismo conflicto en cualquier otro lugar… ahí tendremos que ser responsables.  Cuando el mismo conflicto se nos pone por delante, una y otra vez con gente diferente… entonces tendremos que reconocer que NOSOTROS somos el denominador común.  Y ahí es donde entra en juego una lectura de Regisros Akshicos; al abrir nuestros Registros Akashicos podemos entender cómo creamos estos conflictos a través de las elecciones que realizamos, ni más ni menos.

En realidad no hay predeterminación en lo que se refiere a las Relaciones.  Lo que hay es, sin embargo, infinitas oportunidades ya que tenemos a nuestra disposición infinitas relaciones a nuestro alcance; hay un montón de gente que nos puede servir de espejo pero de manera positiva.  Hay un abanico de personas que pueden enriquecer nuestras vidas y darnos un gran impulso para crecer.  Pero si elegimos continuar con una relación que nos hace sufrir desde luego que dejaremos pasar la oportunidad de ser felices con otra pareja, amiga o puesto de trabajo.

Hay veces que viene gente a la consulta a hacerse una lectura de registros Akashicos que me echan un pulso psicológico para que les diga lo que quieren oir cosa que 1) no es Susana García la que dice el mensaje sino los maestros, guías y seres queridos del consultante y 2) las respuestas que vienen son de sentido común.  Algunas personas se encuentran inmersas en una relación donde sufren y pretenden que en los registros se les diga que algo mágico va a pasar y que su pareja va a cambiar; o que por arte de magia sin hacer nada la pareja va a ser feliz para siempre jamás.  Pues no, eso no va a ocurrir porque así no aprenderíamos.  A través de los Registros Akashicos la persona podrá comprender qué está pasando dentro de esa relación, qué lección tiene que aprender el propio consultante al estar en esa relación, no qué lección tiene que aprender la pareja.  Y una vez que el consultante ha comprendido qué tiene que hacer para no seguir sufriendo dentro de esa relación, entonces podrá elegir qué camino tomar: el de quedarse en la zona de confort sufriendo o el camino de la felicidad.

Porque puede que nuestra lección sea aprender a ser felices sin pareja, que no solos; porque si tuviéramos una pareja no podríamos hacer una serie de cosas que tenemos que aprender.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Recibe mi boletín

Recibe las novedades sobre post, videos, cursos, sesiones, etc.. de Reiki y Registros Akashicos

Política de Privacidad

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest